El día después.

Definitivamente lo que es gris es el Barrio Europeo y no el cielo que le perdona la vida. Todavía el cielo de Bruselas es el mismo que el de Madrid. Para mí el cielo es aún un espejo de añoranza.

Se han llevado la obra a otra ciudad. Si no, no se entiende. Las calles no cuentan nada de lo que se esperaría. Parecen como si alguien hubiera barrido las calles de tragedia. No hay nada de lo que los reporteros de la televisión dicen ver y encontrarse. La noticia es tragedia o no es.

La gente se muestra orgullosa y acude a trabajar ejecutando una venganza jamás revelada en este barrio que no me dice nada. No esperaba encontrar a gente tan digna. Ni aquí ni en ningún sitio.

Votar esta anotación en Bitácoras.com

0 Comentarios Misteriosos:

Publicar un comentario