El Futuro.

Entré en una pequeña carpa rayada de rojo y blanco que se emplazaba lejos de las grandes atracciones de la feria. El bullicio y las sirenas de las atracciones me ofrecían a precio de saldo una coartada que no necesitaba. Aparté con una mano una sabana que hacía las veces de puerta. En un lecho profundo de oscuridad una gitana teñida de rubio barajaba con parsimonia sus cartas. Pensé que ser gitana y tener el pelo rubio como la mujer de Camarón era imperdonable. Pensé en esa mujer y en Michael Jackson y no sé por qué. De repente la vieja, era vieja, ya había levantado la vista y me decía:

- Vienes a lo que todos, ¿no?
- Sí, no me creo especial a estas alturas de la vida.
- Deberás antes descubrir que no siempre lo que te gusta es lo que te guía.
Votar esta anotación en Bitácoras.com

Etiquetas:

2 Comentarios Misteriosos:

  1. 40añera dijo...:

    Pues vaya con la gitana no es vidente es filósofa
    Un beso

Publicar un comentario