DESDE LA ESPERA.


Control de polícia. Plaza de Castilla 3:00 a.m.

Mientras se acercaba a ese caledioscopio de colores aminoraba más y más la marcha. Una polícia después de apuntarle las pupilas con una linterna le dio el alto. Juan se escoró y se situó en una cola de coches que eran registrados de arriba a abajo. Después de unos minutos, un polícia heráltico y jóven, que portaba un subfusil de asalto se acercó a la ventanilla de su Seat Toledo negro.


- Buenas noches, ¿a dónde va usted?
- No lo sé. Mis hijos seguramente duerman. Mañana tienen colegio. Y mi mujer, bueno... Nos separamos hace un mes.
- Respóndame a lo que le pregunto, ¿dónde vive?
- Creo que ya le he contestado. No me esperan en ningún sitio.
Votar esta anotación en Bitácoras.com

Etiquetas:

0 Comentarios Misteriosos:

Publicar un comentario