¿A dónde te fuiste?

Creía que todo lo que dije era todo lo que había.
Por primera vez las palabras devoraban al comensal.
Me paré; paré de contar lo ya escrito.
Como el hamster que deja de dar vueltas a su rueda un segundo antes de morir.
Ese burro muerto de hambre equidistante a dos pacas.
El cartel de cerrado en la tienda del matrimonio chino de abajo.
Los ojos de Nuria cuando el lanzacuchillos del circo la apunta.
El sexo de Gloria cuando intenta hacer el amor con su novio cadáver.
Pero no es final hasta que alguien no decide que es el final por ti.
No hay fuego que aguante la falta de oxigeno.
Ni guerra que te deje estar solo en esta puta ciudad.

Hoy mi calle huele a mojado y charco.
Unos chicos empiezan a no creer en papá cerca de mi portal.
Creo que están empezando a intuir que el camino más recto puede que sea el más rápido pero no el mejor camino.
Se drogan y beben vino.
¿Quién dijo que esto dura para siempre?, se pregunta para sí uno.
No quiero volver al País de Nunca Jamás querida Wendy.
Sólo entre tú y yo tus ojos, susurra sobre ellos Juan a Ana bajo el edredón.
¿Para siempre jamás me preguntas Ana?
Sí, para siempre jamás, respondo Juan.

La ciudad se escucha de nuevo.
No quiero ser nada que no me lleve a querer.
Porque ahora la oportunidad es una carretera perpendicular al horizonte.
Las luces de la ciudad son testigo.
Me tumbo en la cama y cierro los ojos.
Un ángel me levanta sobre las olas del Palmar.
Me siento tan libre que aceptaría incluso que no me quisieran.
¿Una cerveza?
En la playa no se bebe cerveza.
¿En qué piensas cuando estás en la playa?
Que dejé de escribir porque creía que el mundo me había devorado.
¿Y era verdad eso?
No, no para nada...
A veces no te lo vas a creer pero soy un poco caníbal.
Me gusta la carne cruda.
Bienvenido de donde nunca de fuiste.
Gracias.
Votar esta anotación en Bitácoras.com

Etiquetas:

1 Comentarios Misteriosos:

  1. Anónimo dijo...:

    Bienvenido,se te echaba mucho de menos

Publicar un comentario